César Blay

Intimidad en miniatura

César Blay Cuquerella vive en un pequeño y tranquilo pueblo mediterráneo donde, según sus propias palabras, “afortunadamente nunca pasa nada”, por esa razón el autor tiene que inventarse las historias y buscar sus propios personajes, adentrándose en un universo en miniatura de figuras inanimadas para recrear y descubrir otras vidas paralelas…

Hay algo de traviesa perversión en los trabajos de César Blay, y mucha rabia gamberra y punk escondida en la aparente ternura de sus series fotográficas, en las que el componente narrativo se complementa con el visual, como en “Juegos ocultos”, la historia de desamores entre Salva y Gala, dos Clicks de Playmobil, en busca de sentimientos reales como el afecto, el amor, la pasión, subrayada por los versos de Extremoduro que sirven, en este caso, para cerrar el círculo narrativo, creando un vínculo indisoluble entre palabra e imagen.

No son pocos los diseñadores, fotógrafos y artistas visuales en general que, en algún momento de su carrera, se dejan tentar por Barbie, la famosa muñeca de Mattel. En “La princesa abdicada”, César Blay se aleja deliberadamente de la complejidad gore de Mariel Clayton, el realismo sucio de Sarah Haney o la ironía kitsch de Dina Goldstein ofreciendo un lírico canto a la libertad sexual, protagonizado por la siempre modélica Barbie en una desconocida aunque no inesperada faceta. Un trabajo exuberante y sensual, rebosante de delicada y elegante intimidad.

La máscara con que disfrazamos y protegemos nuestra intimidad y la coraza con que disimulamos nuestros sentimientos protagonizan el tercero de los trabajos, “Víctor & Luis”, donde dos Stormtroopers imperiales encuentran un momento para el solaz y el goce de sus armaduras entre ataque y contraataque imperial lejos de la Estrella de la Muerte y de la omnipotente vigilancia de Darth Vader.

Tres trabajos y tres formas diferentes que el artista tiene de reflexionar sobre temas tan íntimos pero universales como son el amor y el sexo, evidenciando una riqueza interior perfectamente plasmada en un trabajo tan complicado y laborioso como es la fotografía con muñecos.

Doctor Ojiplático


César Blay es diseñador gráfico y fotógrafo, nacido en Gandía (Valencia). Estudió Artes Gráficas, y más tarde, Diseño Gráfico Publicitario en la escuela Barreira de Valencia. Así mismo, se formó como fotógrafo en la Escuela CEV de Madrid y como diseñador web. Ha trabajado para empresas de publicidad y como diseñador freelance. A partir de 2007, comenzó a realizar exposiciones de fotografía e ilustración, tanto individuales como colectivas, entre ellas “Muros”, “Juegos ocultos” o “Grrruñidos”. Además ha ganado varios concursos de fotografía y fue seleccionado en Descubrimientos PHE13 del festival PHotoEspaña.

Web: www.facebook.com/CesarBlayPhoto