Georges Pacheco

Amalthée

Este trabajo –cuyo título se refiere al nombre de la cabra que amamantó a Zeus de niño en la mitología griega– consistió en fotografiar, en el espacio íntimo de mi estudio, a varias madres con personalidades y físicos muy distintos mientras estaban dando el pecho a sus hijos.

Se trata de un homenaje fotográfico a la lactancia materna como acto universal, inspirándose al mismo tiempo de la pintura holandesa y del renacimiento italiano. Referencia hecha también a la sensualidad que rige buena parte de la pinturas religiosas desde la Edad Media, a menudo muy cercanas a los temas profanos por la introducción de poses sugerentes y del desnudo.

Revisitando este icono de la virgen amamantando, un tema central y recurrente en la pintura desde el siglo XIV hasta el siglo XVII que ha marcado nuestro inconsciente colectivo, intento cuestionar el proceso de representación y de encarnación de este arquetipo visual por parte de verdaderas madres de hoy en día, pidiéndoles estar en un «fuera de si mismas» aunque estén viviendo plenamente este lazo privilegiado y este momento íntimo con sus hijos.

Uno de los objetivos de este trabajo es revelar la universalidad de este gesto sugiriendo un sentimiento de atemporalidad: borrando cualquier huella contemporánea, liberando cada madre de todo lo que podría permitir identificar un espacio-tiempo determinado, me concentro en la relación madre/hijo y en la belleza y emoción que se desprende del acto de lactancia. Utilizo pues, de manera minimalista, simples velos y drapeados, para evocar la atemporalidad y atenuar las diferencias de identidad entre estas mujeres.

Único espectador de una escena simbiótica, acecho, fijo y extraigo los momentos furtivos de estados de gracia en los cuales aparecen el esbozo de un «fuera del tiempo» y la sensación de un «déjà-vu» pictórico. Lejos de querer plagiar o imitar esta o aquella representación especifica de la virgen amamantando, intento comprender cómo se operan algunos mecanismos introspectivos de identificación, como la asimilación de imágenes tan simples y poderosas como las de las Madonas de la iconografía cristiana.

Georges Pacheco


Georges Pacheco vive entre Le Mans y Arles, en Francia. Después de haber obtenido un Master en psicología experimental de la percepción y en psicología del arte en la Universidad de París X-Nanterre y de haberse graduado en la Ecole Nationale Supérieure de la Photographie en Arles en 2012, Georges Pacheco ha dedicado estos últimos años a examinar en profundidad la condición humana. Adaptando sus recursos y dispositivos a cada problemática distinta, Pacheco intenta entender como funcionan los procesos de representación en el retrato fotográfico.

Georges Pacheco ha expuesto, entre otros lugares, en la galería Le Château d’Eau en Toulouse (2007), en el Centro Português de Fotografia (C.P.F.) de Oporto (2007), en el festival Mai-Photographies de Quimper (2008), en el Pôle de Photographies Stimultania de Estrasburgo (2009), así como en la galería IMMIX en París (2011). Su obra también ha sido proyectada en el Festival Voies Off en Arles (2008), en el festival ImageSingulières en Sete (2009), y en las Journées Photographiques de Bienne (2012), y ha sido uno de los trabajos finalistas del Premio Rado Star Prize (2012).

Muchas veces finalista en concursos nacionales e internacionales, Georges Pacheco ha recibido el Prix de l’Atelier Voies Off durante el festival de Arles (2007), y en 2013, “Amaltée” fue homenajeada en Londres por la London International Creative Competition, nombrando a Georges Pacheco “Artista del año”.

Web: www.georges-pacheco.com