Juan Sande

Si tuviese que describir en unas pocas líneas el mundo fotográfico de Juan Sande, diría que el corpus seminal de su obra se nutre básicamente de lo cotidiano, de su visión del mundo que le rodea. Pero a diferencia del “street photographer”, que centra en lo que acontece en la calle el motivo de su actividad, la mirada de Sande se propaga por un ámbito más amplio; todo lo que ve a su alrededor es materia merecedora de su atención.

Lejos de cualquier intención de ejercer un documentalismo a ultranza o de plantearnos una fotografía directa, lo que nos propone las imágenes de Sande es un acercamiento poético a la cotidianeidad, de tal forma, que partiendo de la realidad de las cosas, estas se ven envueltas –una vez pasada por el filtro de su mirada– de un halo de misterio que produce una desviación de la cosa fotografiada hacia el mundo de lo onírico. Tal vez por eso, y ya que el mundo de los sueños carece de información que advierta: ya no está usted en el mundo real, las fotografías de Juan Sande carecen de título. En contadas ocasiones (“New topographics” es una de ellas) el texto aporta algo a la imagen. El fotógrafo se expresa a través de sus imágenes, conocemos a un fotógrafo por las fotografías que hace, no por los títulos que les pone.

El gran fotógrafo holandés Ed Van Der Elsken dejó dicho en su vídeo-testamento artístico, “enseñad al mundo lo que sois” como dándonos a entender que mostremos nuestras fotografías, y así nos mostraremos a los demás nosotros mismos. Si eso es aplicable de forma general, en Juan Sande es la norma, de tal manera que al mostrar sus fotografías, no solo está mostrando su “yo” a los demás, sino que sus fotos llevan implícito un plus de autoconocimiento; se está mostrando a él mismo zonas profundas de su “yo” a las que solo él tiene acceso a través de la fotografía. La fotografía como mecanismo de autoconocimiento, como aparato para reconocerse.

Y es mediante ese auto-reconocimiento como se toma conciencia de lo que cada uno lleva dentro y como eso emergerá después en sus fotografías. Bajo este punto de vista, el proceso evolutivo de la obra de Sande es el paradigma de como la fotografía actúa como dispositivo de introspección y de como a medida que se muestra a los demás (es decir, a él mismo) a través de su obra fotográfica, esta va adquiriendo cada vez un lenguaje más personal, una visión más particular del mundo que le rodea. Ese es su camino. Ahí radica su arte.

Miguel Urbano


Juan Sande es ingeniero y durante los últimos años ha trabajado como profesional en el sector naval. Actualmente desarrolla su ocupación profesional en actividades en torno a la fotografía, exposiciones, docencia, reportajes, etc.

Su pasión por la fotografía comienza en 1982, pero no es hasta la década del 2010 cuando desarrolla un trabajo intelectual y de investigación en torno al mundo de la imagen. Después de participar en distintos talleres y cursos, en el 2011 se gradúa como Experto universitario en artes visuales: fotografía y acción creativa, por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Destaca su participación en el festival internacional Encontros da Imagem de Braga (Portugal), en 2012. Ese mismo año, es seleccionado para participar en Madrid en la feria de fotografía entreFotos XIV. Y en 2013, también es seleccionado en Descubrimientos PHE13 del festival PHotoEspaña de Madrid.

Web: www.juansande.com