Rubén García

La primera vez que vi aquellos retratos en blanco y negro sentí un puñetazo en la boca del estómago, tal cual hubiese tomado un vaso de absenta sin omeprazol previo ni preventivo estomacal alguno. Ya han pasado un par de años, Rubén dejó sobre la pequeña mesa del claustro de La Nau su book desparramado y no sabía que decirle. Fue durante el PhotOn Festival 2013 de Valencia. Llegó a ser uno de los finalistas, sin duda alguna, merecidamente. Era una brutal colección de figuras como si Giacometti las hubiese esculpido con despojos humanos y adoquines de los barrios almerienses de El Puche y Pescadería. Rubén las colocó ante un simple fondo, casi, como si fuera un imprescindible apoyo, donde echar a la espalda los millones de negros minutos de calle de aquellas mujeres prostitutas, sus chulos y/o sus clientes. Las dolientes imágenes solo eran –nada más y nada menos– un retrato del alma de esa gente que ejerce el oficio más antiguo del mundo, el trueque de sus carnes por unas monedas. Intentar retratar eso no sólo es difícil, también es duro y emotivo y él utiliza la cámara como pincel, no como escudo. Eso es lo que, con una sola mirada, ves y miras en este trabajo de Rubén García.

Con una excelente técnica, un tratamiento y copiado que mezclan los pliegues de la piel y de la vida con el blanco y negro con los píxeles de la modernidad que inmortalizan a su vez la dignidad y la sencillez de los que para él posan. Rubén García Felices logra así unos retratos que son biografías, sin letras, sin currículum; son la calle misma de esas gentes con sus armas de trabajo, sus cuerpos o lo que queda de ellos. Gracias por mostrarlo tal como son. Y a ellas/os por compartirlo. ¡Cuánta valentía y que alguien sepa mirar! Ese es tu caso. Chapeau por ello maestro.

No sé si la muerte tiene un precio, raro en estos tiempos de crisis, debería tenerlo, eso sí, sin bancos de por medio… O no, bueno quizás si, en el mudo al que Rubén García nos traslada en el tiempo con sus retratos de especialistas que se ganan la vida a diario interpretando a los cowboys en los decorados de cine bajo el implacable sol de la westeriana y almeriense Tabernas. Siempre había en el celuloide vaquero, un banco que robar, mucho plomo, la cárcel-casa del Sheriff y los extras, los que se llevaban los botellazos tras una siempre interrumpida partida de póker. Rubén dice que busca las personas tras los personajes. Lo consigue, sin perder la vida en ello y eso a pesar de tener la muerte en los talones.

Se oye un silbido… Rubén carga su cámara. Veremos… Y vemos su entrada en el color con una serie de desnudos que llevan su marca para mostrarnos al colectivo nudista llamado “Turismo nudista” y su veraniega vida en El Playazo de Vera (Almería).

Eloy Alonso


Rubén García Felices nació en Almería (España), en 1975. Es autodidacta. Realiza fotografía de retrato documental desde 2011. Al principio también hizo desnudo artístico. En la actualidad está centrado cada vez más en proyectos de carácter personal a largo plazo en los que explora con una mirada clásica diversos temas del entramado social almeriense. Entre sus personajes retratados, se encuentran: prostitutas callejeras, nudistas y especialistas del western.

Ha publicado dos libros: Rubén García: la tradición del desnudo (Mestizo-NAVE KA) y Prostitución. Retratos de una vida en la calle (autoedición). Y ha expuesto su trabajo internacionalmente en numerosas exposiciones individuales y colectivas en ciudades como Madrid, Oporto, Arezzo, Vigo o Tokio. En 2013, fue seleccionado en Descubrimientos PHE13 del festival PHotoEspaña (Madrid) y también fue finalista de la III Beca PhotOn Festival (Valencia). Y en 2014, es finalista en el Prémio Internacional de Fotografia Emergentes dst 2014 del festival Encontros da Imagem (Braga). De las varias revistas en las que ha publicado destacan Super Foto Digital, FV Foto-Vídeo Actualidad, Fotogramas y Visão Sete (Visão). Su obra figura en importantes colecciones como la del Centro Português de Fotografia (C.P.F.) de Oporto o la del Centro de Fotografía Isla de Tenerife de Santa Cruz de Tenerife, entre otras.

Webwww.rugarcia.com